09. La Salvación de los árboles Yamala Arjuna

09. La Salvación de los árboles Yamala Arjuna

09. La Salvación de los árboles Yamala Arjuna

Mientras Madre Yasoda estaba ocupada en sus quehaceres domésticos, el pequeño Krsna observaba los árboles gemelos conocidos como Yamala-Arjuna, los cuales en el pasado fueron los hijos semidioses de Kuvera, Nalakura y Manigriva, los cuales eran extremadamente opulentos y afortunados, pero debido al orgullo y prestigio falso de las glorias vanas, a ellos no les importaba nadie, y por lo tanto Narada Muni los maldijo a que nacieran como árboles.

Narada los maldijo porque estos dos hijos de Kuvera se habían elevado con la asociación de Rudra, Señor Shiva, y se volvieron muy orgullosos de estar caminando en un jardín anexo al Monte Kailash, en las orillas del río Mandakini, conocido como el bosque Nandana. Sintiéndose muy cómodos en aquel lugar, ellos solían tomar la bebida Varuni, acompañados por mujeres que cantaban después de ellos. Ellos caminaban en aquel jardín de flores con sus ojos siempre intoxicados. Dentro de las aguas del Río Mandakini, el celestial Ganga, lleno de jardines de flores de lotos, los dos hijos de Kuvera disfrutaban con las jóvenes, como dos elefantes que disfrutan con sus hembras en el agua.

Cuando Narada se acercó al sitio,  pudo captar la situación. Al ver a Narada, las jóvenes desnudas de los semidioses, ellos se avergonzaron. Con miedo de recibir una maldición, ellas cubrían sus cuerpos con sus vestimentas. Pero los dos hijos de Kuvera no hicieron lo mismo. Y sin dar importancia a Narada, permanecieron desnudos. Al ver los dos hijos del semidiós, desnudos e intoxicados por el orgullo y arrogancia, Narada, con el fin de concederles una misericordia especial, deseó  darle una maldición especial. Entonces él les habló de la siguiente manera:

“Cuando debido a una mala educación uno se siente orgulloso de la opulencia y se vuelve arrogantes, el resultado es que uno ocupa su opulencia disfrutando de vinos, mujeres y juegos. Incapaces de controlar sus sentidos, los sinvergüenzas que tienen orgullo falso de sus riquezas o nacimiento en familias aristocráticas, son tan crueles que para mantener sus cuerpos perecederos, que creen nunca envejecerán o morirán matan a los animales inocentes sin compasión. Mientras se está vivo uno puede ser orgulloso de su propio cuerpo, pensando que es un gran hombre, ministro, presidente o mismo un semidios, pero sea lo que sea, después de su muerte, su cuerpo regresará a los gusanos,  en el excremento o en las cenizas. Mientras está vivo ¿este cuerpo pertenece a su empleador, a su ser, a su padre, a su madre, o a sus abuelos? ¿Pertenece a la persona que lo toma por la fuerza, por su amo que lo compra para esclavizarlo, o a los hijos que queman en el fuego? O, si el cuerpo no es incinerado ¿pertenece a los perros? Este cuerpo, después de todo, es producido por la naturaleza no manifiesta y es nuevamente aniquilada y mezclada en los elementos materiales. Por lo tanto, es una propiedad común de todos. Los ateístas tolos y los inmorales que están muy orgullosos de la opulencia fracasan al ver las cosas como son. Así, hacer regresar a la miseria, es la medicina apropiada para sus ojos de manera que puedan ver las cosas como son. Por lo menos, un hombre golpeado por la pobreza puede darse cuenta de cómo duele la miseria, y así él no deseará a los demás esta misma condición. Viendo que su dolor es igual para todos, él no desea ver a los demás sufriendo de esta manera. Pero aquel que nunca ha sido golpeado no sabe qué es el dolor. Así, su arrogancia es conquistada. Siempre carente de alimentos, refugio y vestimentas, él se satisface con lo que desciende de la providencia. Sometidos a tales austeridades son favorecidos para su purificación y para ser liberados por completo del ego falso.

En otras palabras, tales hombres obtienen automáticamente los resultados de las austeridades y penitencias adoptadas por las personas santas. Las personas santas piensan en Krsna las veinte cuatro horas del día. Ellos no tienen otro interés. ¿Por qué las personas se niegan a la asociación de tales personalidades exaltadas y tratan de asociarse con los materialistas, tomando refugio en aquellos que no son devotos, muchos de los cuales son orgullosos y opulentos? Por lo tanto, puesto que estas dos personas, ebrios de Varuni o Madhvi  no fueron capaces de controlar sus sentidos, han sido cegados por el orgullo de la opulencia celestial y apegados a mujeres, yo debo aliviarles sus mentes incontrolables, arrogancia y adicción a la bebida. Esos dos jóvenes, Nalakuvara y Manigriva, debido a sus fortunas, son hijos del semidiós Kuvera, pero debido al falso prestigio y locura después de intoxicarse con licor, están tan caídos que se desnudaron, pero no saben quiénes son. Por lo tanto, debido a que ellos son como árboles vivientes, estos dos jóvenes deberían recibir cuerpos de árboles. Este será el castigo adecuado.

Sin embargo, después de que se conviertan en árboles y hasta que sean liberados, por mi misericordia tendrán el recuerdo de sus actividades pecaminosas previas. Además, debido a mi favor especial, después de la expiración de cien años celestiales, al final de Dvapara Yuga, en Bharata Varsha, en el círculo de Vraja, ellos serán capaces de ver al Señor Supremo, cara a cara, y así recuperar su verdadera posición como devotos.”

Cuando terminó de hablar así, el gran santo Devarsi Narada, también conocido como Devala Muni, regresó a su ahsrama, conocido como Narayana-asrama, y de esta forma, Nalakuvara y Manigriva, los hijos de Kuvera se convirtieron en los árboles gemelos. Krsna, para realizar la veracidad de estas palabras del más grande de los devotos, Narada, lentamente se acercó al lugar donde los árboles gemelos estaban posicionados.

Krsna dijo: “A pesar de que no tengo nada que hacer con los hijos de Kuvera, todavía Narada es Mi querido y afectuoso devoto, y por lo tanto, ya que quería que Yo me enfrentara cara a cara con ellos, tuve que hacer esto para liberarlos.

Krsna todavía estaba atado al mortero de madre Yasoda, entonces, tan pronto entró entre los dos árboles Arjuna, con el gran mortero atado a Él,  y quedó atrapado en la transversal. Arrastrando tras de Él con gran fuerza, el mortero de madera atado en su vientre, Krsna pudo arrancar de raíz los dos árboles.

Por el gran esfuerzo de la Persona Suprema, los dos árboles, con sus troncos, hojas y ramas, temblaron y cayeron  en el suelo de una vez.

De esta manera, en este sitio donde los árboles arjuna han caído, aparecieron como dos grandes y perfectas personalidades, los siddhas irradiaban un brillo especial a cada dirección, y parecían el fuego personificado. Entonces, estas dos personas hermosas, con las cabezas inclinadas, ofrecieron sus respetos a Krsna, y con las manos juntas dijeron:

¡Oh Señor Krsna, Tu misticismo opulento es inconcebible! ¡Tú eres el supremo, la persona original, la causa de todas las causas, y Tú estás allá de esta creación material! ¡Tú eres la Persona Suprema, Vishnu, el controlador imperecedero! ¡Tú eres el factor tiempo, la causa inmediata, y Tú eres la naturaleza material que consiste de los tres modos: pasión, bondad e ignorancia! ¡Tú eres la Súper Alma, y por lo tanto, Tú conoces todo en el corazón de cada entidad viviente! ¡Oh Señor, Tú existes antes de la creación. ¡Oh Señor cuyas glorias están cubiertas por Tu propia energía, Tú eres el Supremo Señor! ¡Tú eres Sankarshana, el origen de la creación, y Tú eres Vasudeva, el origen de caturvyuha! Manifestándose en cuerpos como aquellos ordinarios peces, tortuga y cerdo, Tú exhibes actividades extraordinarias, incomparables y trascendentales. ¡Estos cuerpos Tuyos, por lo tanto, no son hechos de elementos materiales, son encarnaciones de Tu Suprema Personalidad! ¡Tú eres el mismo Señor Supremo, que apareció con plena potencia para el beneficio de todas las entidades vivientes dentro de este mundo material! ¡Oh supremamente auspicioso, Te ofrecemos nuestros respetos a ti quien eres el bien supremo! ¡Oh el más famoso descendente y controlador de la dinastía Yadu! ¡Oh hijo de Vasudeva!, ¡Oh más pacificador!, permítenos ofrecer nuestros respetos a Tus pies de lotos. ¡Oh Forma Suprema!, por todo siempre seremos sirvientes de Tus sirvientes, y especialmente de Narada Muni! Ahora permítenos regresar a nuestra morada. Es por la gracia y misericordia  de Narada Muni que somos capaces de verte cara a cara.

De esta manera, los dos jóvenes ofrecieron oraciones al Señor Supremo. A pesar de que Krsna es el maestro de todos, Él está atado al mortero de madera por las cuerdas de las gopis, y por lo tanto, con una amplia sonrisa, habló a los hijos de Kuvera las siguientes palabras:

“El gran santo Narada Muni es muy misericordioso. Debido a la maldición, él mostró el más grande favor a ambos, que estaban locos después de la opulencia material y que estaban ciegos. A pesar que cayeron del más elevado Svargaloka y se convirtieron en árboles, ustedes fueron favorecidos por él. Yo sabía de todos estos incidentes, desde el principio. Cuando uno está cara a cara con el sol, no hay más oscuridad en sus ojos. Similarmente, cuando uno está cara a cara con un devoto que está totalmente determinado y rendido al Supremo Señor, uno no está más sujeto a los vínculos materiales. ¡Oh Nalakuvara y Manigriva, ahora ambos ustedes regresarán a la casa!”

Al escuchar estas dulces palabras de los labios de Krshna, Nalakuvara y Manigriva circunvalaron al Señor, que todavía estaba atado al mortero de madera y ofrecieron Sus respetos a Él. Después de recibir el permiso del Señor Krsna, ellos regresaron a sus respectivas casas, procediendo hacia el norte.”

Cuando los árboles yamala-arjuna cayeron, todos los pastores en el vecindario, escuchando el fuerte sonido y asustadores truenos, fueron a lugar. Allí vieron a los árboles yamala-arjuna tumbados en el suelo, pero estaban pasmados porque todavía no podían percibir directamente que los árboles se había caído, ellos no podrían identificar la causa de tal incidente.

Krsna estaba atado por las cuerdas del mortero, el cual estaba halando. Pero los habitantes de Gokula se siguieron preguntando a ellos mismos: ¿Quién  podrá haber halado a los árboles hacia abajo? ¿Quién realmente había hecho esto? ¿Dónde estaba la fuerza de este incidente?”  Considerando todas estas cosas asombrosas, los pastores estaban en dudas y desconcertados.

Entonces todos los pastorcillos dijeron: “Fue Krsna quien hizo esto. Él estaba  entre los dos árboles, el mortero quedó atrapado. Krsna arrastró el mortero, y los dos árboles se cayeron. Después de esto,  dos hermosos hombres salieron de los árboles. ¡Nosotros vimos esto con nuestros propio ojos!”

Debido al intenso afecto paternal,  Nanda Maharaj no podría creer que Krsna hubiera derribado a los árboles de una manera tan asombrosa. Cuando Nanda Maharaj vio a su propio hijo atado con una cuerda al mortero de madera y halándolo, él sonrió y soltó las cuerdas de Krsna.

Significado del pasatiempo: La liberación de estas dos personalidades simboliza la erradicación de la crueldad, de la desvergüenza, y de una lengua desaprensiva; males ocasionados por la riqueza y un nacimiento elevado. Se dice que tanto la victoria como la derrota de una persona radican en la punta de su lengua. Al escuchar ese pasatiempo uno se libera de esa tendencia maléfica.