13. El Apego de Brahma

13. El Apego de Brahma

13. El Apego de Brahma

Los pastorcillos contaron acerca de la salvación de Aghasura a sus padres solamente un año después del incidente. Durante este período, Krsna se multiplicó y se disfrazó como un pastorcillo con su rebaño para remover la ilusión de Brahma, que fue la causa del siguiente incidente.

En aquel mismo día, así que Aghasura encontró la liberación, Krshna vino con Sus amigos pastorcillos a las orillas del Yamuna.

En esta ocasión, luego después de que la vida de Aghasura se unió con Dios, Krsna vino con Sus amigos pastorcillos a las orillas del Yamuna.

En este hermoso lugar, Krsna dijo las siguientes palabras: “Mis queridos amigos, vean cómo esta orilla es extremadamente preciosa debido a esta agradable atmósfera. Y vean cómo los capullos de lotos están atrayendo las abejas y los pájaros debido a sus aromas. El zumbido y el canto de las abejas y de los pájaros hacen eco por todos estos hermosos árboles en el bosque. Aquí la arena es limpia y suave. Este debe ser considerado el mejor lugar para nuestros pasatiempos. Pienso que deberíamos almorzar aquí, puesto que estamos hambrientos debido a que es muy tarde. Aquí los terneros también pueden tomar agua y comer grama.”

Entonces, ellos dejaron sus rebaños pastando libremente y se sentaron juntos para almorzar.

Todos los pastorcillos probaban la comida del uno y  del otro, porque desean alimentar a Krsna con alimentos sabrosos. Metiendo el cuerno y la flauta en su cintura, sosteniendo su lonchera en Sus manos de lotos, Krsna regaló a los niños una sesión de chistes, haciéndolos reírse a carcajadas.

Al ver esta escena tan magnífica, los dioses cantaron Sus alabanzas con deleite.

Aceptando la propuesta de Krsna, los pastorcillos permitieron a los terneros ir a tomar el agua del río y luego los amarraron de los árboles, donde la vegetación estaba muy verde y suave. Luego los muchachos abrieron sus cestas de comida y empezaron a comer con Krsna con una gran satisfacción trascendental. Como espirales de lotos rodeadas por sus pétalos y hojas, Krsna estaba sentado en el centro, rodeado por Sus amigos, que parecían todos muy hermosos. Cada uno de ellos tratando de mirar directamente a Krsna, pensando que Krsna podría mirarlo a él.

De esta manera, todos disfrutaban de sus almuerzos en el bosque. Entre los pastorcillos, algunos colocaron sus almuerzos en las flores, algunos en las hojas, frutas o ramas, algunos en sus cestas, algunos en las cortezas de los árboles y algunos en las rocas. Esto era lo que los niños imaginaban que eran sus platos mientras comían. Todos los pastorcillos disfrutaron de sus almuerzos con Krsna, mostrando uno al otro los distintos sabores de distintas variedades de preparaciones que trajeron de sus casas. Probando las preparaciones el uno del otro, ellos empezaron a reírse y hacer a otro reírse también.

Con el fin de exhibir Sus pasatiempos de niñez, incluso Krsna que era yajna-bhuk – aquel que solamente come ofrendas de sacrificios – Se sentó con Su flauta escondida en la tela entre Su cintura y Su costado derecho y la corneta de cuerno de vaca y el bastón en Su lado izquierdo.

Sorprendido todavía con la salvación de Aghasura, Brahma también apareció por allí y vio a Krsna comiendo rodeado por sus compañeros. Delante de esta visión, Brahma dudó que Krsna realmente fuera el Señor Supremo. El noble dios exaltó a Krsna, expresando su asombro ante el hecho de que un humilde almuerzo en la compañía de los pastores parecía ser más agradable para Él que impartir ofrendas de sacrificio con los dioses en el cielo.

Tomado por esta ilusión y para probar la autenticidad de la encarnación del Señor, Brahma secuestró primero todo el rebaño y cuando Krsna salió a buscarlos, Brahma se aprovechó para robar a los pastores también. Siendo testigo del poder indiscutible de Su gloria, durante la liberación del demonio Agha, Brahma, en su determinación para probar a Krsna, usó su poder ilusorio e hizo a los terneros desaparecer de vista.

Así, los terneros fueron atraídos por la vegetación en el bosque adentro. Cuando Krsna vio que Sus amigos estaban asustados, Él dijo: ¡Mis queridos amigos!, no dejen de comer. Yo personalmente iré a buscar sus terneros, no detengan sus diversiones.”

Viendo el desespero de los pastorcillos debido a la desaparición de los terneros, Krsna, dejando Su almuerzo, fue a buscarlos, cumpliendo el propósito de Brahma. Brahma aprovechó para esconder a los niños que estaban en medio de sus almuerzos, con este mismo poder. Por lo tanto, cuando Krsna regresó sin encontrar a los terneros, también resulta que los muchachos habían desaparecidos. Así, Él empezó a buscar a ambos, los terneros y los pastorcillos, como si no supiera lo que estaba pasando. Como  Krsna no pudo encontrarlos por ninguna parte en el bosque, Él de pronto entendió la astucia de Brahma, entonces Se multiplicó Él mismo en Sus amigos y terneros. Eran réplicas idénticas de Sus compañeros, ya sea en apariencia, tez, naturaleza, actividades, voces, bastones y hasta en las ropas. Con el objetivo de manejar esta situación tramposa, Krsna asumió las formas de todos los terneros, de todos pastorcillos y hasta de los objetos inanimados. Como los utensilios, envases y ollas, la flauta, el cuerno y otros, y al igual que antes, jugó y se divirtió en el bosque todo el día, regresando al pueblo en la tardecita.

Krsna entró en Vrajabhumi, la tierra de Su padre, Nanda Maharaj, como siempre acostumbraba hacer. Krsna llevó a las vacas a sus establos y luego cada pastorcillo a sus casa. Las madres de los niños, escuchando los sonidos de las flautas y de los cuernos, inmediatamente dejaron sus tareas y agarraron a los niños en sus brazos, los abrazaron y los alimentaron con la leche de sus pechos, que fluían debido al intenso amor especialmente por Krsna. En verdad, Krsna es todo, pero a veces expresando su afecto y amor extremos, ellos tenían un placer especial en alimentar a Krsna, el Parabrahman, y Krsna tomó la leche de Sus respectivas madres como si fueron bebidas nectáreas. Por lo tanto, cumpliendo Sus pasatiempos, Krsna regresó al final de la tarde, entró en la casa de cada pastorcillo, y se ocupó exactamente como los demás pastorcillos, llenando de placeres trascendentales la vida de sus madres. Las madres asistieron a sus hijos, dándoles masaje con aceite, bañándolos, untando sus cuerpos con sándalo, decorándolos con ornamentos, cantando mantras para protegerlos, decorando sus cuerpos con tilaka y alimentándolos. De esta manera, las madres servían a Krsna personalmente. Por lo tanto, todas las vacas entraron en sus respectivos establos y mugieron, llamando sus respectivos terneros. Cuando los terneros llegaron, las madres los libaban una y otra vez, y los alimentaban con sus leches.

Previamente, desde el principio, las gopis tenían un afecto maternal por Krsna. En verdad, sus afectos por Krsna eran más de que a sus propios hijos. Para demostrar sus afectos, ellas por lo tanto, distinguían entre Krsna y sus hijos, pero ahora esta distinción había terminado. Aunque los habitantes de Vrajabhumi, los pastores y pastoras, previamente tenían más afecto por Krsna que por sus propios hijos, ahora, por un año, sus afectos por sus hijos incrementaron pues Krsna se había convertido en sus hijos. No hay límite para incrementar sus afectos por sus hijos, que ahora era Krsna. Todos los días ellos encontraban nueva inspiración para amar a sus hijos tanto como amaban a Krsna.

De esta manera, Krsna, siendo transformado en pastorcillos y grupos de terneros, los mantenía  Él mismo. Así,  Él continuaba Sus pasatiempos tanto en Vrndavana  como en el bosque, por un año. Aunque los pastorcillos permanecían separados de Krsna y sus familiares por un año, ellos sentían que había pasado sólo la mitad de un segundo debido la influencia ilusoria de Dios.

Krsna era recibido con gran alegría  por las madres de los pastorcillos y las vacas madres de los terneros, en estas múltiples formas. Las réplicas se mantuvieron hasta completar un año. No es de extrañar que estas mujeres y vacas estaban llenas de éxtasis al ver a estas formas de Krsna. Cualquier ser humano, que considera cierta alma como a su propio hijo, muestra afecto sin límites hacia este niño, debido a su orgullo egoísta.

Entonces ¿cuánto más alegría y orgullo estas mujeres y vacas no sentirían teniendo al Señor Supremo como sus propios hijos o terneros?

Con sus secuestros, creciendo a cada momento, el clan de pastores  acariciaba y consentía a Krsna durante todo un año en estas múltiples formas, y hasta el hermano de Krsna, Balarama, fue capaz de detectar el secreto sólo después de este período.

Un día, cinco o seis noches antes de completar un año, Krsna, pastoreando los terneros, entró en el bosque junto con Balarama. Por lo tanto, mientras pastoreaba por la Colina de Govardhana, las vacas encontraron una vegetación verde y vieron que sus terneros pastaban allí cerca de Vrndavana, no muy lejos. Cuando ellas vieron a sus propios terneros, se olvidaron de sí mismas y sus protectores, debido al afecto, y aunque el camino era muy difícil, ellas corrieron hacia ellos con mucha ansiedad, como si fueran uno solo para de patas. Sus tetas llenas de leche, sus cabezas y colas erguidas, y sus jorobas moviéndose con sus cuellos, llegaron a sus crías para alimentarlos.

Las vacas habían dado a luz a nuevos becerros, pero mientras bajaban de la Colina de Govardhana, ellas permitían que sus becerros mayores tomar la leche de sus tetas, y los libaban ansiosamente, como si fueran a tragarlos debido a sus intensos afectos. Los pastores, al no poder chequear a las vacas que fueron buscar a sus crías, se sintieron avergonzados y rabiosos a la vez. Cruzaron el camino con gran dificultad, pero cuando llegaron abajo, vieron a sus propios hijos, se quedaron abrumados por un gran afecto. En ese momento, todos los pensamientos de los pastores se fusionaron en la melosidad del amor paternal, que se despertó al ver a sus hijos.

Con mucha emoción, sus ansiedades desaparecieron por completo, ellos abrazaron a sus hijos y disfrutaron al máximo al oler sus cabezas. Por lo tanto, los pastores, obteniendo un gran sentimiento al abrazar a sus hijos, gradualmente y con gran dificultad y renuencia dejaron los abrazos y regresaron al bosque. Pero cuando los pastores se acordaban de sus hijos, lágrimas rodaban de sus ojos. Debido al incremento del amor, las vacas tenían un constante apego hasta por a las crías mayores  y que ya no tomaban sus leches.

Cuando Baladeva vio esta unión, Él no fue capaz de entender la razón, y empezó a considerar lo siguiente: ¿Qué fenómeno maravilloso es este? El afecto de todos los habitantes de Vraja, incluyéndome a mí, hacia estos muchachos y terneros ha incrementado como nunca, así como nuestro afecto por el Señor Krsna, la Superalma de todas las entidades vivientes. ¿De quién es este poder místico, y de donde viene? ¿Es un semidiós o un demonio? Debe ser la energía ilusoria de Mi maestro, el Señor Krsna, pues ¿Quién más me puede confundir a Mí?”

Pensando de esta manera, el Señor Balarama era capaz de ver, con el ojo del conocimiento trascendental, todos estos terneros y los amigos de Krsna eran expansiones de la forma de Sri Krsna.

Baladeva dijo: “¡Oh Supremo Controlador! Estos muchachos no son grandes semidioses, como pensaba antes. Ni estos terneros son grandes sabios como Narada. Ahora puedo ver que Tú sólo estás manifestándote en todas las variedades. Aunque que seas uno, Tú estás en las diferentes formas de terneros y muchachos. Por favor, en resumen, explícame  esto.”

Krsna explicó entonces a Baladeva, y Baladeva comprendió todo.

Al completar un año, según el tiempo previsto por Brahma, él regresó  y se sorprendió cuando vio a los pastorcillos y el rebaño intactos. Brahma se sintió mareado cuando el Señor le otorgó Su gracia sobre él. Brahma, estaba completamente perplejo a ver el grupo de terneros jóvenes y viejos y a los pastorcillo. El Señor Brahma pensó: “Yo dejé a estos muchachos y terneros allá en Gokula, los dejé durmiendo en la cama de mi potencia mística, y hasta el día de hoy, todavía no se han despertado. Un número similar de niños y terneros han jugado con Krsna durante un año completo. ¿Quién son ellos? ¿De dónde vinieron?”

Abrumado por ver a estas innumerables formas de Narayana, y a él mismo como un asistente de todas estas formas, Brahma se ahogó en Maya. A fin de disipar sus ilusiones, Krsna reveló Su forma de hace un año, parado con su lonchera por la mitad en Sus manos. Krsna, tratando de disipar su confusión, le mostró, una por una de cada una de Sus formas, adornadas con coronas y otros ornamentos, con cuatro manos y la radiante lluvia aguantada por las nubes. Además, Brahma tuvo la visión de cada una de estas formas de Krsna siendo acariciada y asistida por Lakshmi; cada una de ellas descansando en el lecho de la serpiente Adishesha; cada forma con ojos cerrados en trance de un yogui; cada forma siendo adorada por el sabio Sanaka y otros. Viendo todas estas poses atractivas, Brahma estaba convencido de la identidad de Krsna. Brahma vio a Narayana en cada partícula de polvo. Entonces el Señor Brahma vio aquel kala – el factor tiempo; svabhava – la propia naturaleza de uno por asociación; samskara – renovación; kama – deseo; karma – actividad fruitiva, y los gunas – los tres modos de la naturaleza material; Su propia independencia siendo completamente subordinada a la potencia del Señor, había tomado todas las formas y también adorado aquellos visnu-murtis. Los visnu-murtis todos tenían formas eternas, ilimitadas, llenas de conocimiento y bienaventuranza y estaban más allá de la influencia del tiempo. Sus grandes glorias ni siquiera son tocadas por los jñanis ocupados en estudiar los Upanishads. Así, el Señor Brahma vio al Supremo Brahma, por cuya energía en todo el universo, las entidades vivientes móviles e inmóviles, es manifestada. También vio al mismo tiempo, a todos los terneros y los niños como expansiones del Señor.

Luego, por el poder de la refulgencia de aquellos visnu-murtis, el Señor Brahma, sus once sentidos sacudidos por el asombro y sorprendido por la bienaventuranza trascendental, se convirtió en silencio, como un muñeco de barro delante de la Deidad del pueblo. El Supremo Brahman está más allá de la especulación mental, Él es auto manifiesto, existente en su propia bienaventuranza. Es conocido por las joyas cimeras de los Vedas por la refutación del conocimiento irrelevante.

Así, en relación a aquel Supremo Brahman, el Supremo Señor, cuyas glorias han sido exhibidas mediante la manifestación de la forma de Vishnu de cuatro brazos, el Señor Brahma, el Señor de Sarasvati, fue desmitificado.

Al ver esto, el Señor Brama rápidamente bajó de su vehículo cisne, se postró como una vara dorada y tocó los pies de lotos del Señor Krsna, con las puntas de las cuatro coronas en sus cabezas. Ofreciendo sus reverencias, él baño los pies de Krsna con el agua de sus lágrimas de emoción. Levantándose y bajándose una y otra vez a los pies de lotos del Señor Krsna por un largo tiempo, el Señor Brahma recordó una y otra vez la grandeza del Señor, que acababa de ver. Entonces levantándose poco a poco y secando sus ojos, el Señor Brahma miró a Mukunda. El Señor Brahma, con sus cabezas inclinadas, su mente concentrada y su cuerpo temblando, muy humildemente empezó con voz entrecortada, a ofrecer alabanzas al Señor Krsna.

El Señor Brahma dijo: “¡Mi querido Señor! Solamente Tú eres adorable, el Señor Supremo, y por lo tanto yo le ofrezco mis humildes reverencias y oraciones para complacerte a Ti. ¡Oh Hijo del rey de los pastorcillos! Tu cuerpo transcendental es oscuro como una nube fresca, Tus trajes son brillantes como el relámpago, y la belleza de Tu rostro se intensifica por Tus aretes de semillas de gunja, y plumas de pavo real en Tu cabeza. Usando guirnaldas de flores y hojas silvestres, y equipado con un bastón, un cuerno de búfalo y una flauta, Tú te paras hermosamente con su lonchera de alimentos en Sus manos. Mi querido Señor, ni yo ni nadie puede calcular la potencia de este cuerpo trascendental Tuyo, que me ha mostrado tal misericordia y que se manifiesta sólo para complacer los deseos de Tus devotos puros. Aunque mi mente está completamente fuera de los asuntos materiales, no puedo entender Tu forma personal, ¿Cómo, entonces, podré comprender la felicidad que Tú experimentas contigo mismo?

Aquellos que, aun sin dejar de estar situados en su posición social establecida, abandonan el proceso del conocimiento especulativo y con sus cuerpos, palabras y mente ofrecen todo respeto a las descripciones de Tu personalidad y actividades, dedicando sus vidas a estas narraciones, las cuales son vibradas personalmente por Ti y por Tus devotos  puros, ciertamente conquistan Tu señoría, aunque Tú de una u otra manera eres invencible por cualquier persona en los tres mundos.

Mi querido Señor, el servicio devocional a Ti es el mejor sendero para el auto realización. Si alguien desiste de este camino y se ocupa en cultivar el conocimiento especulativo, simplemente se somete a un proceso problemático y no logra el resultado deseado. Puesto que una persona al golpear a una cáscara vacía de trigo no puede obtener grano, una que simplemente especula no puede lograr la autorrealización. Sólo tendrá problemas.

¡Oh Señor Poderoso!, en el pasado muchos yoguis en este mundo realizaron la plataforma del servicio devocional al ofrecerle todos sus esfuerzos a Ti, y fielmente llevaron a cabo sus tareas prescritas. Mediante tal servicio devocional, perfeccionado por los procesos de escuchar y cantar acerca de Ti, ellos logran comprender, oh infalible, y fácilmente podrían rendirse a Ti y alcanzar Su morada suprema. Los no devotos, sin embargo, no pueden realizar Su completo aspecto personal. No obstante, es posible que se den cuenta de Su expansión como el Supremo impersonal, mediante el cultivo de la percepción directa de ser interno. Pero sólo puede hacerlo purificando sus mentes y sentidos de todos los conceptos materiales y todo el apego a los objetos de los sentidos. Solamente de esta manera Su característica impersonal se manifiesta a ellos. A su tiempo, los filósofos o científicos serán capaces de contar todos los átomos de la tierra, las partículas de nieve, o quizás hasta las moléculas brillantes del sol, las estrellas u otras luminarias. Pero entre estos hombres eruditos, ¿quien realmente puede contar Tus  ilimitadas cualidades trascendentales, el Supremo Señor, que ha descendido en la faz de la tierra para el beneficio de todas las entidades vivientes?

Mi querido Señor, aquel que sinceramente espera recibir Tu misericordia sin causa, mientras tolera pacientemente los sufrimientos de las reacciones de sus actividades pasadas Te ofrecen reverencias con su corazón, palabras y cuerpo, son indudablemente elegibles para la liberación, ya que se ha convertido en su legítimo derecho. Mi Señor, acabo de ver mi impudencia incivilizada. Para probar Tu poder, traté de extender mi potencia ilusoria para cubrirlo, la Súper alma ilimitada y primordial, que confunde hasta a los maestros de la ilusión. ¿Qué soy Yo comparado a Ti? Soy sólo una pequeña chispa en la presencia del fuego. Por lo tanto, ¡oh infalible Señor!, perdona afectuosamente mis ofensas. He tomado nacimiento en la modalidad de la pasión y por lo tanto, simplemente un tolo, presumiéndome un controlador independiente de Su Señoría. Mis ojos están cegados por la oscuridad de la ignorancia, que me hace pensar que soy el creador del universo. Pero, por favor, considérame como Tu sirviente y merecedor de Tu compasión. ¿Qué soy yo, una criatura que mide siete palmos de mi propia mano? Estoy encerrado en una olla como el universo compuesto de naturaleza material, la energía material, ego falso, éter, aire, agua y tierra. ¿Y cuál es Tu gloria? El universo ilimitado pasa a través de los poros de Tu cuerpo como simple partículas de polvo que pasan a través de la ventana. ¡Oh Señor Adhoksaja!, ¿una madre toma como ofensa cuando el niño dentro de su vientre la golpea con sus piernas? ¿Y hay algo en la existencia – ya sea designada por varios filósofos como real o irreal – que realmente está fuera de Su abdomen? Mi querido Señor, se dice que cuando los tres sistemas planetarios fueron disueltos en el agua en el momento de la disolución, Tu porción plenaria, Narayana, estaba acostado en el agua, y gradualmente una flor de lotos brotó de Su ombligo, y Brahma tomó nacimiento en aquella flor de lotos.  Ciertamente, esas palabras no son falsas, Así que ¿no fui yo nací de Ti? ¿No eres Tú el Narayana original, oh Supremo controlador, puesto que Tú eres el Alma de cada ser corporificado y el testigo eterno de todos los reinos de la creación? En realidad, el Señor Narayana es Tu expansión, y Él es llamado Narayana porque genera la fuente del agua del universo. Él es real, no un producto de Su Maya ilusoria, Mi querido Señor, si Tu cuerpo trascendental, que refugia todo el universo, está realmente acostado sobre las aguas, entonces, ¿por qué no vi cuando Lo buscaba? Y ¿por qué, aunque no pueda verlo apropiadamente en mi corazón, Tú de repente Te revelaste a mí? Mi querido Señor, en esa encarnación, Tú has probado que eres el supremo controlador de Maya. Aunque Tú ahora está dentro de este universo, la creación entera está dentro de Tu cuerpo trascendental – un hecho que has demostrado al exhibir el universo dentro de Tu vientre antes que Tu madre, Yasoda. Al igual que en todo este universo, incluyéndote, se exhibió dentro de Tu abdomen, por lo que ahora se manifiesta aquí externamente en la misma forma exacta. ¿Cómo podrían suceder tales cosas a menos que sean arreglos mediante Tu energía inconcebible?

¿Ya no me has dado la prueba que tanto Tú como todo que existe dentro de esta creación son manifestaciones de Tu potencia inconcebible? Primero, Tú apareciste solo, y luego Te manifiesta como todos los terneros de Vrndavana y los pastorcillos, Sus amigos. Después apareciste como Vishnu de cuatro cabezas, que era adorado por todas las entidades vivientes, incluyéndome a mí, y después como un número igual de universos completos. Por último, Tú has regresado a Tu forma ilimitada como la Suprema Verdad Absoluta, uno sin un segundo.

Para los que ignoran Tu posición trascendental real, Tú apareces como parte del mundo material, manifestándose mediante la expansión de Tu energía inconcebible. Así, para la creación del universo Tú apareces como yo, para su mantenimiento, aparece como tú mismo, y para su aniquilación apareces como el Señor Trinetra – Shiva. ¡Oh Señor! ¡Oh Supremo creador y maestro! Tú no tienes nacimiento material todavía derrota el falso prestigio de los demonios y muestra Tu misericordia a Tus santos devotos. Tú tomas nacimiento entre los semidioses, sabios, seres humanos, animales y los acuáticos. ¡Oh Supremo! ¡Oh Supremo Señor! ¡Oh Súper alma! ¡Maestro de todos los poderes místicos! Tus pasatiempos son continuamente llevados a cabo en estos tres mundos, pero ¿Quién puede  estimar donde, cómo y cuando Tú empleas Tu energía espiritual y realizas estos innumerables pasatiempos? Nadie puede comprender el misterio de cómo Tu energía espiritual actúa. Por lo tanto, este universo entero, que como un sueño es irreal, sin embargo aparece como real, y cubre la conciencia de uno y lo asalta con repetidas miserias. Este universo parecerá real porque está manifestado por la potencia de la ilusión que emana de Ti, cuyas formas trascendentales ilimitadas están llenas de felicidad eterna y conocimiento. Tú eres la Alma Suprema, la Suprema Personalidad, la Verdad Absoluta – el ser manifestado, sin fin y ni principio. Tú eres eterno e infalible, perfecto y completo, sin rival y libre de todas designaciones materiales. Tu felicidad nunca puede ser obstaculizada, ya que no tienes ninguna conexión con la contaminación material. En realidad, Tú eres el néctar indestructible de la inmortalidad. Aquellos que han recibido la visión adecuada del conocimiento de un maestro espiritual iluminado pueden verlo en este camino, como el Alma de todas las almas, la Superalma de cada ser. Así comprendiendo Tu personalidad original, ellos son capaces de cruzar el océano de la existencia material ilusoria. Una persona que confunde a una cuerda con una serpiente, se vuelve temerosa, pero cuando abandona el miedo, se da cuenta que tal serpiente no existe. De igual manera, para aquellos que fracasan en reconocerte como la Alma Suprema de todas las almas, la expansiva energía material ilusoria se despierta, pero el conocimiento acerca de  Ti a la vez se colapsa.   La concepción de la servidumbre material y la concepción de la liberación son dos estados de ignorancia. Estando fuera del alcance del verdadero conocimiento, que dejan de existir cuando uno entiende correctamente que el alma espiritual pura es diferente de la materia y siempre consciente. En ese tiempo, la servidumbre y liberación ya no tienen ninguna importancia al igual que el día y la noche no tienen importancia desde el punto de vista del sol.

Sólo hay que ver la insensatez de esas personas ignorantes que Te consideran una manifestación separada de ilusión y que se consideran a sí mismos, como el cuerpo material.

Tales tolos concluyen que el alma suprema se debe buscar en algún lugar fuera de Tu personalidad suprema. ¡Oh ilimitado Señor! Los devotos santos Te buscan a Ti dentro de sus propios cuerpos, rechazando todo que es separado de Ti.

En realidad, ¿cómo se  puede discriminar a las persona que aprecian la verdadera naturaleza de una cuerda antes de refutar la ilusión de que es una serpiente. Mi Señor, si uno es favorecido incluso por la más ligera misericordia de Tus pies de loto, él puede entender la grandeza de Tu personalidad.

Pero aquellos que especulan para entender la Suprema Personalidad de Dios son incapaces de conocerte, a pesar de que continúan estudiando los Vedas durante muchos años. Mi querido Señor, por lo tanto, oro para que pueda ser tan afortunado que en esta vida como Señor Brahma o en otra vida, donde quiera que me lleve mi nacimiento, pueda ser considerado como uno de Tus devotos. Rezo para que donde quiera que esté, incluso entre las especies animales,  pueda participar en el servicio devocional a Tus pies de loto. ¡Oh Señor todo poderoso! ¿Cuán afortunadas son las vacas y las doncellas de Vrndavana, el néctar de aquellos cuyos pechos Tú felizmente has tomado para Tu plena satisfacción, tomando la forma de Tus terneros y niños? Todas los sacrificios Védicos, que se llevan a cabo desde tiempo inmemorial hasta los días de hoy, no Te han dado tanta satisfacción. ¿Cuán dichosos son Nanda Maharaj, los pastores y todas los residentes de Vrajabhumi? No hay límites para sus fortunas, porque la Verdad Absoluta, la fuente de la bienaventuranza trascendental, el eterno Brahman Supremo, se han convertido en Tus amigos. Todavía hasta la buena fortuna de estos residentes de Vrndavana es inconcebible, las once deidades regentes de los distintos sentidos encabezados por el Señor Shiva, son también los más afortunados, porque los sentidos de estos devotos de Vrndavana son las tazas a través de los cuales en repetidas ocasiones  tomamos la bebida nectarina, embriagante del miel de Tus pies de loto.

Mi  gran fortuna posible sería poder tomar nacimiento en el bosque de Gokula y tener mi cabeza bañada por el polvo que cae de los pies de lotos de cualquiera de sus residentes. Toda la vida y alma de Gokula es el Supremo Señor, Mukunda, cuyo polvo de los pies de loto está siendo buscado a través de los  mantras védicos. Mi mente se  desconcierta tratando de pensar qué otra recompensa se puede poseer si Tú puedes ser encontrado en cualquier lugar.  Tú eres la personificación de todas las bendiciones que Tú otorgas sobre estos residentes de la comunidad pastoril de Vrndavana. Tú ya has regalado al darte a Ti mismo a Putana y a los miembros de su familia a cambio de Tu propio disfraz como un devoto. Entonces ¿qué Te queda por dar a estos devotos de Vrndavana, cuyas casas, la riqueza, amigos, parientes queridos, los cuerpos, los niños y las vidas y los corazones  están todos dedicados sólo a Ti?

¡Mi querido Krsna! Hasta que las personas no se conviertan en Sus devotos, sus apegos materiales y deseos permanecen como ladrones, sus hogares como prisiones, sus sentimientos afectivos por sus familiares como pies encadenados. ¡Mi querido maestro! Aunque Tú no tienes nada que ver con la existencia material, Tú desciendes a esta tierra e imitas la vida material sólo para ampliar las variedades de placer extático de Tus devotos rendidos. Hay gente que dice: “Yo sé todo acerca de Krsna.” Dejen de pensar de esa manera. En lo que a mí respeta, no quiero hablar mucho sobre este asunto. ¡Oh Señor!, déjame decir esto: En cuanto se refiere a Tu opulencia está más allá del alcance de mi mente, cuerpo y palabras. Mi querido Krsna, ahora humildemente pido permiso para salir.

En realidad, Tú eres el conocedor y aquel que todo ve. De hecho Tú eres el Señor de todos universos, y sin embargo, te ofrezco este universo a Ti. Mi querido Krsna, Tú otorgas felicidad a la flor de loto como la dinastía Vrshni y cuida a los grandes océanos de la tierra, a los semidioses, a los brahmanas y a las vacas. Tú disipas la densa oscuridad de la irreligión y Te opones a los demonios que han aparecido en esta tierra. ¡Oh Señor Supremo! Siempre que exista este universo, y siempre que el sol brille, ofrezco mis reverencias a Ti.”

Habiendo ofrecido sus oraciones, Brahma circunvaló a Su adorable Señor tres veces y luego se inclinó a Sus pies de loto. Brahma, por lo tanto, inclinó la cabeza a los pies del Señor y dijo: “¡Oh Señor!, me rindo a Ti. Tú sólo puedes ser conquistado con devoción y no por el ego. Nadie puede conocer Tu aspecto omnipresente.”