17. Devorando a Davanala – el fuego forestal

17. Devorando a Davanala – el fuego forestal

17. Devorando a Davanala – el fuego forestal

Después de haber derrotado a Kaliya, Krsna salió del lago adornado con una guirnalda etérea, ungida con pasta de sándalo, cubierto por todas las partes con un número de gemas enormes y adornado con ornamentos de oro. Reuniéndose con Sri Krsna, Yasoda y Nanda y otros pastores abrazaron a Krsna y tenían sus deseos cumplidos.

Luego al caer la noche los Gopas no podían regresar a sus hogares en Vrndavana, por lo que se refugiaron a los pies de Krsna y pasaron la noche acampando en el bosque cercano. Se sentían muy cansados, con mucha hambre y sed también.

Mientras ellos estaban en el campo, las vacas, los becerros y búfalos se quedaron con sed  durante el camino. No encontrando su rebaño, ellos siguieron las pistas dejadas por el casco de las vacas marcadas en la grama. Encontrando sus riquezas de ganado desviado de sus caminos por la selva de hierba Munja sin poder hacer nada, dirigieron sus rebaños hacia atrás y estaban abrumados por la fatiga y la sed.

Debido al intenso calor, los bosques estaban marchitados. Originadas por la fricción natural de los bambús, un incendio forestal como el fin del mundo se alastró en el medio de la noche para consumir los gopas. A la media noche estos bosques marchitos se incendiaron, y la gente que dormían fue asfixiada por el humo. Con el calor abrazante, los pastorcillos de despertaron y gritaron piadosamente para que los salvaran. Ellos decían: “¡Oh Krsna!, encantador de todos. ¡Oh  Balarama, de la destreza inconmensurable! Este fuego terrible nos está consumiendo. Por favor, protéjenos de este incendio mortal que es tan difícil de escaparse.”

Observando sus aturdimientos, el Señor Krsna dijo: “¡No tengas miedo, cierra los ojos!” Y luego tomó el incendio infernal y así salvó la vida de las personas inocentes que habían  puesto sus vidas en Él con fe. Con el deseo de protegerlos, Krsna, de inmediato tragó el fuego ardiente inmediatamente. Entonces al abrir sus ojos, se sorprendieron al verse y al ver sus rebaños a salvo del peligro y recuperando a Bhandiravana.

Los pastores, con inmensa alegría, alabaron a Krsna, maravillándose de que el amarillo, que es un atributo del fuego, sólo se bastaba hasta ahora con un color, se había convertido en una esencia de la misma por el hecho de estar ebrio también por Señor. En la mañana siguiente, con las vacas y las gopas sorprendidas, Krsna fue a los pastos de Vraja.

Significado del pasatiempo: Davagni, el gran fuego forestal que Krsna ­devoró, representa las disputas acerca de la ­sucesión espiritual, las cuales contaminan las mentes de los demás, generando un odio interno hacia otras líneas espirituales – sampradayas – que quizás sean diferentes en cuanto a la forma, pero no en la sustancia. Tales disputas son un obstáculo para las amorosas modalidades de Vrndavana y deben ser erradicadas de inmediato, lo que puede lograrse a través de la educación y del conocimiento verdadero y, por supuesto, de la devoción.