30. Salvación de Sudharshana y Shankhachuda

30. Salvación de Sudharshana y Shankhachuda

30. Salvación de Sudharshana y Shankhachuda

En una Oportunidad

En una oportunidad los vaqueros expresaron el deseo de participar del Shiva Ratri y partieron en peregrinaje. Ellos montaron sus carrozas conducidas por toros y se dirigieron a un bosque de la diosa Parvati llamado Ambika.
Después de ofrecer sus oraciones al Río Sarasvati con dedicación, adoraron a Shiva y a la diosa Parvati con varios artículos de adoración de una manera reverencial. Ellos hicieron donaciones de vacas, joyas, dulces, miel, como regalos para los Brahmanas.
El sumamente afortunado Nanda observó un voto sobre las aguas del río, y así paso todo el día y la noche ayunando sobre las orillas del río Sarasvati.

Una Gran Serpiente

Una gran tragavenado deambulaba en el bosque y estaba muy hambrienta. Luego apareció en ese lugar y comenzó a tragarse por las piernas a Nanda quien se encontraba dormido.
Mientras era tragado por la serpiente, Nanda gritó: ‘¡Oh Krsna¡ ¡Oh Krsna! Esta gran serpiente está tragándome. ¡Oh niño divino por favor sálvame!’
Escuchando los gritos de Nanda pidiendo ayuda, los vaqueros despertaron y vieron que Nanda estaba siendo tragado por una serpiente. Ellos se sintieron confundidos y empezaron a quemar a la serpiente, con hierros calientes de marcar. Sin embargo, aunque la serpiente estuviera envuelta en llamas no liberaba a Nanda.
En ese momento, Krsna, el Señor de todo, se acercó al reptil y le atacó con su pie de loto. De esa manera, inmediatamente todos sus pecados fueron destruidos por el toque del glorioso pie del Señor de Laksmi. Él abandonó su cuerpo serpentino y asumió una forma adorable de Vidyadhara.

¡Oh forma Resplandeciente!

El Señor de los sentidos, Krsna, quien estaba decorado con una guirnalda de oro, reverencialmente se inclinó ante él y le pregunto: ‘¿Oh forma resplandeciente quién es usted quien posee un esplendor supremo? ¿Cómo es posible que haya perdido su ser y fuera forzado a vivir en esa desgraciada forma de vida?’
La serpiente ahora transformada en esta forma original como Vidyadhara contestó: ‘Yo era un famoso Vidyadhara conocido como Sudharshana, bendito con esplendor divino y belleza. Yo viajé en mi carroza aérea en todas las direcciones e inflado con orgullo por mi bella forma, me he burlado de la forma fea del sabio Anguira. De esa manera, por cometer el pecado de criticarle, he sido llevado a esa especie de vida, convirtiéndome en una serpiente. Sin embargo, ahora puedo darme cuenta que esta maldición se ha presentado ante mí, para mostrarme Tu gracia. Por estos misericordiosos sabios, yo he sido purificado por el divino toque del preceptor del mundo. ¡Oh destructor de pecados! Estoy aliviado de esta maldición por el toque de Tus divinos Pies. Tú eres el destructor de los temores de los seres que se refugian en Ti, por favor bondadosamente te pido permiso para despedirme. ¡Oh, gran yogui, me acerco a Ti humildemente! ¡Oh protector de todas las personas piadosas! ¡Oh resplandeciente Dios! ¡Oh Supremo controlador de todos los controladores del mundo, por favor otórgame el permiso de regresar a mi morada¡ ¡Oh Acyuta!’

Demostrando Su Gratitud

Demostrando su gratitud, Sudharshana continuó diciendo: ‘¡Oh Krsna! En el mismo momento que he obtenido Tu visión he sido aliviado de la maldición de los brahmanas. ¡Qué más puedo decir acerca de una persona que ha sido tocada por Tus divinos Pies y se ha liberado de todo sus pecados instantáneamente!’
Despidiéndose de Krsna con estas palabras, circunvalándole y ofreciendo sus respetos, Sudharshana se retiró al cielo y el padre de Krsna, Nanda, fue rescatado. Nanda y los habitantes de Vraja en esta situación precaria habían visto la gloria personal y especial de Krsna. Así los habitantes de Vraja con mente asombrada completaron sus rituales y observaciones religiosas para la celebración del Shivarati.
Con gran felicidad y bienaventuranza, ellos regresaron a Vraja y reverencialmente discutieron las glorias y pasatiempos de Krsna.

Poco Después del Gaura Purnima

En otra ocasión, poco después del Gaura Purnima de la primavera, Krsna y Balarama de potencia mística, deambulaban en los bosques durante la noche, acompañados por las gopis de Vraja. Las bellas gopis quienes eran profundamente apegadas a Ellos melodiosamente les alababan. Ellos tenían sus cuerpos adornados y bellamente pintados con pasta de sándalo y otros ornamentos y llevaban a cabo sus pasatiempos amorosos, como querían, cantando por su propia voluntad como personas intoxicadas.
De repente, un sirviente de Kuvera, conocido como Shankachuda se les acercó y ante sus propios ojos para la provocación de Krsna, Shankachuda agresivamente empujó a todas las damas jóvenes quienes comenzaron a gritar ‘¡Oh Krsna, Oh Balarama!’, como las vacas cuando son capturadas por un ladrón.
Viendo a las doncellas gritando, los dos hermanos corrieron rápidamente mientras les prometían protección: ‘¡No se asusten! ¡No se asusten! Ya les vamos a salvar.’

Quedó Petrificado

Los dos hermanos armados con el árbol de Shala, se acercaron rápidamente a ellas. Cuando Krsna y Balarama se presentaron ante el maldito Yaksha, éste quedó petrificado al verles tan cerca sobre sus talones, semejando al espíritu del tiempo o la muerte encarnada.
El necio dejó a las mujeres y corrió con la intención de salvar su propia vida. Krsna lo perseguía donde fuese mientras Balarama se quedó protegiendo a las doncellas gopis.
Mientras tanto, Krsna le propinó un puño y le cortó su cabeza con una hermosa gema. Así de esta manera, le dio muerte a Shankachuda.
Luego tomando la gema brillante, Krsna afectuosamente se la dio a su hermano mayor Balarama, ante los ojos de las damas de Vraja.